Alimentación sana, sostenible y justa

¿De dónde vienen los alimentos que consumimos cada día: son de producción local o han recorrido miles de km antes de llegar a nuestra mesa? ¿Qué estamos comiendo: alimentos frescos y sanos u objetos comestibles?

Empezar a pensar en nuestra alimentación como un acto social y político es el primer paso para transformar hábitos alimentarios en una práctica consciente que apueste por la sostenbilidad del sistema alimentario en todas las fases de su cadena: producción, distribución y consumo.

Tomar consciencia de las implicaciones de nuestra alimentación, puede generar cambios sociales, políticos y económicos porque cuando hablamos de alimentación hablamos de:

Salud

Obesidad, sobrepeso, diabetes y enfermedades cardiovasculares están estrechamente relacionadas con una dieta insana rica de productos ultraprocesados. Por ello, es necesario garantizar el acceso a alimentos frescos, sanos y nutritivos.

Agricultura

La producción intensiva y globalizada de alimentos representa una amenaza para todos los seres vivos que habitan nuestro planeta. Por ello, es urgente apoyar la agroecología como gestión sostenible de los recursos naturales y como práctica agrícola resiliente y democrática.

Migraciones

El acaparamiento de tierras en los países del Sur - para la producción de alimentos o de agrocombustibles para la exportación- se da a costa del desplazamiento forzado de las comunidades locales. El expolio de recursos está obligando a millones de personas a dejar sus tierras.

Medio ambiente

La forma de alimentarnos tiene un fuerte impacto sobre la vida de los ecosistemas y la conservación de los recursos naturales. Por ello, es fundamental volver a producir de forma sostenible, en armonía con los ciclos de la naturaleza.

Economía

La transformación de los alimentos en mercancía ha convertido la alimentación en un negocio. Por ello, es urgente volver a la economía real para relocalizar la cadena agroalimentaria y reconocer la importancia social y económica de la agricutura a pequeña escala.

Cambio climático

La agricultura industrial y la ganadería intensiva representan el segundo sector emisor de gases de efecto invernadero. Por ello, es necesario replantear el modelo de producción y consumo de alimentos y apostar por un manejo de los recursos más eficiente y sostenible.


¿Por qué este blog?

 

para reflexionar sobre  las consecuencias de nuestra alimentación a nivel sanitario, social y medioambiental; para difundir noticias sobre el impacto de la globalización del sistema alimentario para la vida de las personas y las culturas gastronómicas locales; para propagar iniciativas y proyectos sobre prácticas alternativas de producción y consumo.

¿Qué puedes hacer tú?

Tomar consciencia de los efectos que la comida industrial produce para tu salud y empezar a cuestionar hábitos alimentarios

Buscar información sobre la huella ecológica y el impacto social de la producción intensiva y globalizada de alimentos

Preguntarte por el origen de los alimentos: quién los ha producido, dónde, en qué condiciones y a qué precio

 

Cuidar tu salud a través de una alimentación sana, consciente y de cercanía

 

Contribuir a frenar la contaminación, la deforestación y el calentamiento global

 

Apoyar la agricultura sostenible que respeta la biodiversidad y las comunidades locales

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Eduardo Galeano

Huella fósil

Últimos artículos publicados

Labore Bilbo supermercado cooperativo

Labore Bilbo: el supermercado cooperativo donde la compra es más ética

¿Adónde va a parar tu dinero cuando haces la compra? Si te interesa saber quién gana con ella y te gustaría consumir de forma más coherente con tus principios, ha llegado el momento de apuntarte a un supermercado cooperativo donde la cesta de la compra es más ética y solidaria.

En los últimos años se han multiplicado las iniciativas cooperativas en diferentes ámbitos, como el sector de las telecomunicaciones (Izarkom o Som Conexió) o de la producción y consumo de energía (Goiener o Som Energia).

Muchas personas han dejado de pagarle las facturas a empresas que cotizan en bolsa para apoyar económicamente a pequeñas cooperativas locales sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el control democrático de bienes básicos como la energía y la comunicación.

Carro de la compra en el supermercado

¿Qué es el consumo crítico, sostenible y solidario?

¿Por qué tu consumo puede cambiar el mundo? El consumo se ha convertido en la actividad por excelencia: consumimos ropa, energía, entretenimiento, cultura, internet, transporte y un largo et cetera. Sin embargo, no todo vale a la hora de consumir y la emergencia climática ha puesto de manifiesto la urgencia de adoptar un consumo crítico, sostenible y solidario.

En nuestra sociedad, vivir sin consumir es prácticamente imposible, no obstante tenemos el gran poder de no consumir a ciegas y preguntarnos qué estamos consumiendo, cómo y por qué lo hacemos.

Por ello, el consumo se ha convertido en una herramienta muy poderosa que podemos utilizar a diario para poner en práctica los valores relacionados con la sostenibilidad ambiental, social y cultural. Reconsiderar nuestros hábitos de consumo puede convertirse en el primer paso hacia la sostenibilidad ambiental y la justicia social.

Fruta-y-verdura-de-temporada

3 buenas razones para comer fruta y verdura de temporada

Consumir frutas y verduras fuera de temporada produce un coste muy elevado para las personas y para el medio ambiente. Recuperar el calendario de frutas y verduras de temporada puede contribuir a fomentar una alimentación sostenible atenta a la salud de las personas y al cuidado de los recursos naturales.

La gran distribución nos ha acostumbrado a tener a nuestro alcance todo tipo de alimento en cualquier época del año, sin importar la procedencia o el modelo de cultivo. Por ello, es necesario hablar de temporada y preguntarnos de dónde proceden y en qué condiciones han sido cultivadas las frutas y verduras que llegan a nuestras mesas a destiempo. Reparar en el origen de los alimentos es muy útil para saber si su producción beneficia o perjudica a las personas, al planeta y a los territorios.

error: Content is protected !!