Frente a una industria alimentaria sin escrúpulos que pretende homologar platos y estandarizar sabores, es cada vez más importante  empezar a pensar en nuestra alimentación como práctica de resistencia atenta al perfil nutricional y a las relaciones sociales. La comida es nutrición, naturaleza, cultura y placer, por ello la Revolución gastronómica reivindica:

Manifiesto gastronómico -Revolución Gastronómica
“Come solo comida. No merecen llamarse alimento sustancias comestibles con aspecto alimentario. Cada año aparecen 17.000 nuevos productos alimentarios en los supermercados. La mayoría de ellos no merecen que se les llame alimento. La comida natural y auténtica es toda aquella cuya vida útil es muy reducida. Por el contrario, los alimentos que no cumplen este requisito cuentan con una composición repleta de agentes químicos que velan por esa inmortalidad de la que nosotros debemos escapar.
Michael Pollan
Saber comer

Últimos artículos publicados

Labore Bilbo supermercado cooperativo

Labore Bilbo: el supermercado cooperativo donde la compra es más ética

¿Adónde va a parar tu dinero cuando haces la compra? Si te interesa saber quién gana con ella y te gustaría consumir de forma más coherente con tus principios, ha llegado el momento de apuntarte a un supermercado cooperativo donde la cesta de la compra es más ética y solidaria.

En los últimos años se han multiplicado las iniciativas cooperativas en diferentes ámbitos, como el sector de las telecomunicaciones (Izarkom o Som Conexió) o de la producción y consumo de energía (Goiener o Som Energia).

Muchas personas han dejado de pagarle las facturas a empresas que cotizan en bolsa para apoyar económicamente a pequeñas cooperativas locales sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el control democrático de bienes básicos como la energía y la comunicación.

Carro de la compra en el supermercado

¿Qué es el consumo crítico, sostenible y solidario?

¿Por qué tu consumo puede cambiar el mundo? El consumo se ha convertido en la actividad por excelencia: consumimos ropa, energía, entretenimiento, cultura, internet, transporte y un largo et cetera. Sin embargo, no todo vale a la hora de consumir y la emergencia climática ha puesto de manifiesto la urgencia de adoptar un consumo crítico, sostenible y solidario.

En nuestra sociedad, vivir sin consumir es prácticamente imposible, no obstante tenemos el gran poder de no consumir a ciegas y preguntarnos qué estamos consumiendo, cómo y por qué lo hacemos.

Por ello, el consumo se ha convertido en una herramienta muy poderosa que podemos utilizar a diario para poner en práctica los valores relacionados con la sostenibilidad ambiental, social y cultural. Reconsiderar nuestros hábitos de consumo puede convertirse en el primer paso hacia la sostenibilidad ambiental y la justicia social.

Fruta-y-verdura-de-temporada

3 buenas razones para comer fruta y verdura de temporada

Consumir frutas y verduras fuera de temporada produce un coste muy elevado para las personas y para el medio ambiente. Recuperar el calendario de frutas y verduras de temporada puede contribuir a fomentar una alimentación sostenible atenta a la salud de las personas y al cuidado de los recursos naturales.

La gran distribución nos ha acostumbrado a tener a nuestro alcance todo tipo de alimento en cualquier época del año, sin importar la procedencia o el modelo de cultivo. Por ello, es necesario hablar de temporada y preguntarnos de dónde proceden y en qué condiciones han sido cultivadas las frutas y verduras que llegan a nuestras mesas a destiempo. Reparar en el origen de los alimentos es muy útil para saber si su producción beneficia o perjudica a las personas, al planeta y a los territorios.

error: Content is protected !!